Si sigues navegando por este sitio, aceptas el uso de galletas...perdón, cookies. Mas info Aquí
a vueltas de la vida

A Vueltas de la Vida

14 Diciembre 2017 - Tema recomendado para leer

A vueltas de la vida no quiere decir que esté “de vueltas”, como si de de ella lo supiera todo. Más bien, no sé una mierda. Y no pienso disculparme por la expresión, cuando en verdad refleja de forma “nítida” lo claro que lo tengo (…vaya paradoja)

Porque lo cierto, es que cuanto más he creído saber, ello no me ha aportado nada para no despeñarme de nuevo. Y al final, uno se harta. Se cansa.

Es el eterno dilema del huevo o la gallina, del cae y levántate, de que lo que no te mata te fortalece o de que toda piedra hace pared. Que la vida es un aprendizaje o una suma de experiencias para “crecer”.

Me hace gracia lo de “crecer”, porque he conocido gente con un bagaje de experiencias de vida impresionantes y sin embargo no pasan del 1,50, y a otras de 2,10 que tuvieron la suerte de nacer aunque no sepan para qué. Desvaríos varios. ¡ Viva la cacofonía!

Si, vale…reconozco que estoy ácido y en un plano poco propio de lo que acostumbro. Pero es el momento en el que me encuentro. Para qué negarlo. Tengo mis claros y mis oscuros.

Podría ser cursi, formal, correcto, amable, motivador o embaucador. Si, puedo serlo. A veces lo soy. Pero hoy no. Y no tiene nada de malo. (Y no me estoy justificando por ello …¿o sí?...bueno, que más da).

Empezar este site, con una entrada tan “áspera” puede que no sea la mejor carta de presentación, pero tampoco escribo lo que siento para contentar a nadie. Escribo, para poder expresar lo que en vida quizá no acostumbro a hacer.

Error, lo sé. Pero paso de psicoanálisis, me produce ictericia.

a vueltas de la vida

Siempre he escrito. Desde que era un crio. Y siempre en la intimidad de una libreta (las guardo celosamente). Esto no es nuevo ni sorprendente, lo hacen millones de personas. Es una forma de darle rienda suelta a la sensibilidad y los sentimientos más ocultos, a las verdades y mentiras en las que naufragamos, a contarnos nuestra propia historia con la vana esperanza de entendernos a nosotros mismos.

Y eso hago.

Ante la pregunta de… ¿y porque publicar ahora una web personal con estas narraciones? ...pueeeeesss, no tengo una respuesta sencilla. Tampoco muy compleja.

Por una parte, simplemente porque me da la gana. Y aunque esto pueda parecer muy déspota (algo lo soy), el hecho de darse el permiso a hacerlo ya es un paso en romper esa intimidad tan celosamente guardada, e implica un acto de rebeldía que merece la pena.

Por supuesto, no está exento de riesgos…pero, sinceramente, y en esto sí que estoy de vueltas,… ¡me la sopla! (estoy burdo, lo sé, pero así me sale).

Por otra parte, quizás escribir y publicar, sea una cuestión de ego. Mmmhhh…pues sí.

Evidentemente.

En todos nuestros actos hay una parte egoica, y quien diga lo contrario miente.

La cosa, es que podría describir miles de motivos por las cuales escribir y publicar una web personal….y todas, absolutamente todas, tendrían su porción de verdad. Y esa porción es la que busco en cada texto, en cada foto, en cada canción.

Publicarlas, probablemente me sirva como espejo para ver algo más de lo que no atisbo a percibir de mi.

Quizás, todo eso, …quizás algo mas,…no sé. La cuestión es…. ¿y porque no hacerlo?

a vueltas de la vida

Respecto del título de la entrada, no es estar de vueltas de la vida, si no precisamente a “estar en las vueltas” que da la vida, en lo que rondan esas historias de vida inconclusas, muertas, vivas o insulsas. Una y otra vez. Odio las norias.

Porque si algo sé, es que las historias se nos repiten. Siempre. Ya sea en un formato u otro, trayendo consigo los miedos, las dudas, la soledad, el abandono, las crepitaciones del corazón, o las marejadas mentales.

Y en esas vueltas estoy, tratando de apuntar hacia dentro, atravesando el caparazón de la indiferencia, para soltar lastre. En definitiva, para ser digno de uno mismo.

Y ahí estamos…

viaje a ixtlan

Viaje a Ixtlán

...un espacio personal, así, sin más. No hay porqués, o mas bien hay muchos, pero no tienen importancia. ¿O sí? ..no sé. Los dilemas son mi fuerte, de eso estoy seguro. A partir de ahí, no me responsabilizo de nada.

anterior

siguiente

Comentarios